Asesoria en Lactancia

¿Cómo se debe hacer la asesoria en Lactancia?

Ante una madre con dificultades de lactancia, surge casi inconscientemente la intención de intervenir. Recolocamos al bebé y a la madre, mejoramos las posiciones de ambos y, voilà, toma arreglada.
Pero… así no debemos hacer asesoría en Lactancia.
 Asesoría en Lactancia
Con estas intervenciones lo que hacemos es arreglar la toma, esa toma, pero el mensaje que transmitimos a la madre es que ella no es capaz  por sí misma de amamantar eficazmente y que nosotros somos imprescindibles para su lactancia. De este modo, no será capaz de adoptar una buena postura de ella y de su bebé en nuestra ausencia. Por tanto, es mejor sugerirle modificaciones que ella incorpore progresivamente.

¿Alguna duda sobre lactancia materna?

Consulta Gotitas

La asesoría en Lactancia debe consistir en mostrarle a la madre su capacidad de amamantar. Debemos alabar lo bueno que está realizando, su perseverancia y los pequeños logros.
Si la madre tiene dolor, lo más frecuente es que se deba a una mala postura al pecho. Entonces, nuestra intervención se debe basar en sugerencias o en ejemplos usando un muñeco o nuestro propio brazo, evitando corregir la postura manipulando el bebé o tocando a la madre, para que sea ella la que incorpore los cambios necesarios y sea capaz de adoptar posturas eficaces por sí misma.
Si el dolor persiste a pesar de una buena postura, la madre puede tener una mastitis y necesitar que la valore un médico especialista en Lactancia Materna.
Si el bebé tarda en recuperar el peso al nacimiento o no engorda adecuadamente, también debemos valorar su crecimiento. Una intervención a tiempo puede salvar su lactancia.
Consulta de lactancia

Un comentario

  1. Anónimo 6 años antes

Añadir comentario