¿Qué es el cólico del lactante?

El cólico del lactante afecta hasta a uno de cada cuatro niños

El cólico del lactante se define como la situación en la que un bebé sano y bien alimentado llora de forma intensa al menos 3 horas al día durante 3 días a la semana, durante 3 semanas seguidas.

El llanto es la forma de comunicarse de los bebés, cuando están molestos o tienen hambre o sed. Sin embargo, en los bebés con cólico aparentemente no hay ninguna causa para el llanto.

El cólico suele aparecer entre las dos semanas y el mes de vida, y suele desaparecer en torno a los 3 o 4 meses.

El diagnóstico de cólico del lactante es clínico, por la actitud del bebé, y de exclusión de otras posibles causas.

¿Qué es el cólico del lactante?

¿Cuáles son las causas del cólico?

La causa del cólico no se conoce bien. Son menos frecuentes en los bebés que toman lactancia materna que en los bebés que toman leche artificial. Parece que una de las posibles causas puede ser la intolerancia a proteínas de leche vaca, que están presentes en la la leche artificial, ya que es leche de vaca modificada. En las madres que amamantan y toman leche de vaca o derivados, puede aparecer en pequeña proporción en la leche materna, y una dieta sin proteínas de leche de vaca puede ser beneficiosa.

¿Más dudas sobre el cólico del lactante?

Consulta Gotitas

Otra de las posibles causas puede ser la inmadurez intestinal de los bebés, con una mayor tendencia a presentar espasmos intestinales. Una mala posición al pecho puede hacer que el bebé trague aire durante la toma y se encuentre molesto.

Es más frecuente en caso de padres primerizos, y la falta de habilidad para calmarlos puede desencadenar el llanto o perpetuarlo, por lo que el contacto con otros padres con experiencia puede ser útil.

Es importante destacar que las tomas frecuentes no perjudican al bebé, sino todo lo contrario, ya que el pecho es alimento, pero también es consuelo y facilita el sueño del bebé. Darle lactancia materna frecuente y cogerlo en brazos es una muy buena costumbre que no hace a los bebés dependientes.

Portear al bebé puede ser útil

Portear al bebé mediante un fular elástico o una mochila ergonómica puede ser útil para calmar al bebé y para favorecer la movilidad de los padres mientras lo atienden. El porteo favorece el vínculo entre el bebé y los padres y parece que mejora su desarrollo neurológico.

No hay un tratamiento eficaz para el cólico del lactante, más que tener paciencia y esperar a que pase, ya que suele remitir con el paso del tiempo.

Ten presente siempre que el bebé no llora por gusto, y que cuanto peor esté, más te necesita.

 

Consulta de lactancia

Añadir comentario