Enseñar a comer a un bebé: Cantando

Yo siempre digo que hay dos formas de enseñar a comer a un bebé.
Hoy vamos a hablar de la primera de ellas: cantando.
El bebé debe tener seis meses o poco más. Es muy importante que el niño esté solo para comer. Si está acompañado por otros familiares o amigos se distrae y no come. No te preocupes porque dentro de poco tiempo, quizás un mes, aceptará la cuchara y la comida sin problemas y le podrás dar en cualquier sitio.
Enseñar a comer a un bebé: Cantando

La técnica del despiste

La técnica es sencilla, consiste en preparar un puré y plantarse delante del bebé con una cuchara. Suele ser de plástico o silicona para no hacerle daño en la boca. El bebé rechaza la cuchara y por supuesto la comida, pero tú insistes.
Le cantas, le haces el avión, papá aparece por detrás haciendo monerías… en cuanto se despiste… ¡zas!… le metes la cuchara en la boca. Le da asco o angustia pero no importa, en cuanto se trague la comida, lo despistas otra vez y le das más.
Qué gusto da cuanto se termina el cuenco que le has preparado, ha comido fenomenal.
Por supuesto, introduces los alimentos de uno en uno, para comprobar que le sientan bien.
La papilla suele ser siempre la misma o parecida, porque haces bastante cantidad, no vas a estar todos los días cociendo una patata, una zanahoria, cuatro judías, un puerro y un trozo de pollo. Con muy poquita sal y aceite, que así es más sana.
Normalmente usamos un cuenco o un bol de colorines, muy bonito. Si el niño le da un manotazo nos enfadamos, ¡no se debe tirar al suelo!

¿Quieres saber si tu bebé está creciendo bien?

Consulta Gotitas

¿Cuánta comida le estamos dando?

Ahora empezamos con las pruebas. Pon su comida en un plato hondo normal en lugar de en un cuenco, para valorar la cantidad de comida.
Tu bebé, que está sanísimo y precioso, pesa entre 6 y 10  kilos.
Muchas mujeres pesamos entre 50 y 70 kilos, tal vez un poco más pero para nuestro experimento no interesa.
Haz otra prueba, prepara un plato con entre 5 y 11,6 veces la cantidad de comida que le has preparado a tu bebé, tal vez necesites una fuente.
El quíntuple de comida si tu bebé pesa 10 kilos y tú 50 (el mejor de los casos), y 11,6 veces si tu bebé pesa 6 kilos y tú 70 ó más (mala suerte, amiga).
Ahora intenta comerte todo lo que has preparado, que es la misma cantidad que estás ofreciendo a tu hijo, proporcionalmente.
Me río mientras lo escribo porque es un auténtico disparate, pero es un asunto serio. Eso es lo que estamos haciendo con nuestros hijos. Los estamos cebando. Yo lo hice con mi primera hija porque no era consciente, pero si tú estás leyendo esto todavía estás a tiempo.
Consulta de lactancia

No hay comentarios

Añadir comentario