Declaración de los derechos sexuales

He hecho este inciso en la lactancia porque me ha encantado leer la Declaración de los Derechos sexuales, desarrollada en el XIII Congreso Mundial de Sexología celebrado en Valencia en 1997, y posteriormente revisada y ratificada por la Asociación Mundial de Sexología (WSA) en el XIV Congreso Mundial de Sexología, celebrado en Hong Kong en 1999.
Derechos humanos sexuales
La declaración afirma que los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad inherente, dignidad e igualdad para todos los seres humanos, y que dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico.
Para asegurarnos que los seres humanos de las sociedades desarrollen una sexualidad saludable, los derechos sexuales siguientes deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades de todas las maneras.

¿Tienes alguna duda sobre lactancia materna?

Consulta Gotitas

La salud sexual es el resultado de un ambiente que reconoce, respeta y ejerce estos derechos sexuales:

  • El derecho para libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de los individuos para expresar completo potencial sexual. Sin embargo, este excluye todas las formas de coerción, explotación y abuso sexual en cualquier momento y situaciones de la vida.
  • El derecho para autonomía sexual, integridad sexual, y seguridad del cuerpo sexual. Este derecho supone la habilidad para hacer decisiones autónomas sobre la vida sexual de uno mismo dentro del contexto ético personal y social propio. Abarca también el control y disfrute de nuestros cuerpos libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier clase.
  • El derecho de privacidad sexual. Este supone el derecho a decisiones y comportamientos individuales sobre la intimidad mientras no se entremetan con los derechos sexuales de otros.
  • El derecho de igualdad sexual. Este se refiere a estar libre de toda forma de discriminación en base a sexo, genero, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o incapacidad física o emocional.
  • El derecho al placer sexual. El placer sexual, incluyendo autoerotismo, es una fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.
  • El derecho a la expresión de las emociones sexuales. La expresión sexual es más que solo placer erótico o el acto sexual. Los individuos tienen el derecho de expresar su sexualidad con comunicación, tacto, la expresión emocional y amor.
  • El derecho para la libre asociación sexual. Esto significa la posibilidad para casarse o no, divorciarse, y para establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.
  • El derecho para hacer elecciones reproductivas libres y responsables. Esto abarca el derecho para decidir si tener o no niños, el número y el tiempo entre los niños, y el derecho de acceso completo a los medios para la regulación de la fertilidad.
  • El derecho a la información sexual basado en datos científicos. Este derecho implica que la información sexual se debe generar a través de un proceso desinhibido pero a la vez científicamente ético y diseminarse por las vías apropiadas a todos los niveles sociales.
  • El derecho a una educación de sexualidad comprensiva. Este es un proceso de toda la vida desde el nacimiento y a lo largo del ciclo de la vida y debe envolver a  todas las instituciones sociales.
  • El derecho al cuidado de la salud sexual. El cuidado de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todas las preocupaciones, problemas o desordenes sexuales.
Fuente: Murciasalud
Consulta de lactancia

Añadir comentario