Expulsan a una madre de una piscina por amamantar (humor)

Hace un tiempo, echaron a una madre de una piscina por amamantar, porque según los responsables de la instalación, no se puede comer dentro del recinto.
Al hilo de esta lamentable situación, he escrito este artículo en clave de humor, sobre un niño al que también echarían de la piscina por comerse los mocos.
 Expulsan a una madre de una piscina por amamantar
Los hechos sucedieron de la siguiente forma:
El niño, que estaba sentado en el borde de la piscina, comenzó a meterse el dedo en la nariz y a comerse los mocos, ante el asombro de los allí presentes.
Rápidamente, los bañistas comunicaron el incidente a los socorristas de la piscina, en la que está prohibido introducir alimentos, que apercibieron al niño desde lejos para que dejara de hacerlo.

¿Tienes alguna duda sobre lactancia materna?

Consulta Gotitas

El niño, de tres años, no entendía las señales que le hacían los socorristas, y siguió extrayéndose la mucosidad de una y otra fosa nasal y llevándose a la boca. La madre, avergonzada, le pidió repetidamente que dejara de comer, ya que el resto de bañistas habían tenido que comprar bocadillos en el kiosco de la piscina y miraban al niño con cara de reproche por evitar el gasto de forma tan descarada.
El niño, que no entendía por qué podía comer bocadillos con embutido de segunda y no se podía comer sus propios mocos, empezó a gritar enrabietado, de tal modo, que los socorristas tuvieron que levantarse de la silla de vigilancia para sacarlo del recinto, ya que no podían estar levantándose continuamente para regañar a todos los niños y querían aplicarle un castigo ejemplar.
La Consejera de Turismo ha declarado a este periódico que existe una normativa autonómica clara que prohíbe comer en el recinto de la piscina, y apoya la decisión de los socorristas de expulsar al niño de la misma.
La madre entendió la expulsión de su hijo de la piscina y pidió disculpas públicamente, ya que no entiende qué ha llevado a su hijo a esta situación, cuando nunca le falta comida en la mesa. Afirma que consultará esta desviación de conducta con un psicólogo especializado en temas de alimentación.
Consulta de lactancia

Añadir comentario