Evaluación del frenillo lingual

El frenillo lingual se ha puesto de moda.

Parece que todos los problemas de lactancia están causados por el frenillo, independientemente de la edad del niño y de la sintomatología. Independientemente de los tratamientos aplicados. Se ve un frenillo lingual, se diagnostica de frenillo patológico y se recomienda cortarlo. Esto no puede ser, tenemos que usar herramientas de evaluación.

Diagnóstico de frenillo

Tenemos que investigar cuáles son los criterios para atribuir al frenillo la causa de las dificultades. Casi todos los estudios de Lactancia utilizan la herramienta HATLFF (Assessment Tool for Lingual Frenulum Function) , descrita por Hazelbaker . Los estudios de Hazelbaker forman parte de una tesis doctoral, que no está disponible por internet, y no han sido difundidos mediante artículos científicos, por lo que no podemos saber por qué usó esos ítems y no otros, y la validez sus criterios.

¿Tienes dudas sobre cómo afecta el frenillo lingual a la lactancia?

Consulta Gotitas

La herramienta de Hazelbaker valora 12 ítems, y recomienda la frenotomía cuando la puntuación es inferior a 11 y ha fallado el manejo conservador, y cuando la puntuación en los ítems de apariencia es inferior a 8.

Diagnóstico de frenillo

Amir publicó en 2006 un interesante estudio, de 2006, en el que  trataba de validar la citada herramienta.

Para ello, Amir seleccionó a 58 bebés derivados a una Consulta de Lactancia por sospecha de frenillo lingual corto y 25 bebés como grupo control. Todos fueron evaluados por dos médicos independientemente.

La herramienta de Hazelbaker es precisa, pero engorrosa

Utilizando la herramienta de Hazelbaker, los dos médicos tenían que evaluar 12 aspectos, y coincidieron en un 96% en la recomendación de frenotomía, por la concordancia es excelente o casi perfecta.

Amir evaluó y simplificó la herramienta de Hazelbaker

A continuación, Amir evaluó la validez de cada ítem de forma independiente, de modo que los aspectos más importantes en la evaluación eran los 3 de función, lo que simplificaba la evaluación del frenillo.

Amir propone entonces usar los tres primeros ítems de función para valorar la anquiloglosia, puntuando cada uno entre 0 y 2 puntos, de modo que la puntuación máxima en esta escala sería 6. Si la puntuación obtenida era menor o igual a 4, se recomendaba la frenotomía. Esta nueva escala tiene una sensibilidad y especificidad muy altas, aunque no varía la recomendación de frenotomía respecto a la herramienta completa.

Amir recomienda valorar sólo tres aspectos de función

Por tanto, según Amir, la herramienta de Hazelbaker tiene mucha validez para el estudio de los bebés con anquiloglosia, pero los tres primeros ítems de función son los más fiables y fácilmente valorables, por lo que se puede simplificar la herramienta de Hazelbaker valorando únicamente la lateralización, elevación y extensión de la lengua.

Consulta de lactancia

Un comentario

  1. Rocío Martin-Gil Parra 6 años antes

Añadir comentario