¿Qué es el frenillo lingual?

El frenillo lingual es una membrana que une la lengua con el suelo de la boca. La clasificación de Coryllos es una clasificación anatómica del frenillo lingual corto o anquiloglosia, mencionando la valoración funcional pero sin incluir ningún criterio funcional en su clasificación.
¿Qué es el frenillo lingual?
Coryllos afirma que la lactancia requiere un movimiento de peristalsis en dirección anteroposterior y la adaptación de la lengua al paladar.

Tipos de frenillo.

Coryllos clasifica el frenillo lingual corto en 4 tipos:
  • Tipo 1: frenillo que se une al extremo de la lengua, generalmente cerca del borde gingival.
  • Tipo 2: frenillo con inserción 2-4 posterior al borde libre de la lengua y en el borde gingival o próximo a él.
  • Tipo 3: frenillo que va de la parte medial de la cara inferior a la lengua a la zona media del suelo de la boca y que es usualmente más grueso y menos elástico.
  • Tipo 4: frenillo unido a la base de la lengua, grueso, brillante y muy poco elástico.

 

Los frenillos tipos 1 y 2, considerados frenillos clásicos, son los más frecuentes y limitan la movilidad lingual de forma evidente. Representan el 75% de los frenillos linguales cortos.

Los tipos 3 y 4 son menos frecuentes, y dado que son más difíciles de detectar, los bebés con este tipo de frenillo lingual tienen mayor tendencia a no ser tratados.

Los bebés con frenillo lingual corto tipo 4 tienen mayores dificultades de succión y deglución, por lo que suelen ser más sintomáticos.

Aspectos a evaluar.

Según Coryllos, la evaluación física de la lengua y la observación de la toma se deben realizar prestando especial atención a:

  • Rango de movimiento de la lengua, incluyendo grado de extensión de la lengua respecto al borde gingival inferior y el labio.
  • Elevación de la lengua hacia el paladar con la boca abierta.
  • Movimientos laterales de la lengua de una comisura labial a la otra sin girar la lengua.
  • Evaluación de la succión y la transferencia de leche. Coryllos propone el sistema de la doble pesada, antes y después de la toma. Valoración de los movimientos mandibulares y linguales durante la toma, irritabilidad y movimientos corporales de retirada por parte del bebé, y de la necesidad de alimentar una y otra vez después de períodos cortos de
    descanso.
  • Grado de dolor en los pezones y de las erosiones en los pezones.
  • Examinar al bebé en busca de otros problemas, incluyendo fisuras ocultas, deformidad facial, problemas musculares, neurológicos…

 

Fuente: Coryllos.

Consulta de lactancia

Un comentario

  1. Maria 4 meses antes

Añadir comentario