Historia de Lactancia: Elizabeth

Hoy quiero compartir con vosotros una bonita historia de Lactancia, la historia de Elizabeth.
 La historia de lactancia de Elizabeth

El parto

Recuerdo mi parto como el momento más intenso de toda mi vida, y gracias a que yo tenia las cosas muy claras y a la matrona que me asistió, Cristina, ese día es recordado con orgullo y emoción.
Respetó en todo momento lo que yo quería, libertad de movimiento, intimidad para mí y mi pareja, no parir acostada, no episiotomía y piel con piel. Ella me dijo algo que me ayudo muchisimo a luchar por mi lactancia, “cada vez que llore, teta, es alimento y consuelo”.

¿Alguna duda sobre lactancia?

Consulta Gotitas

El inicio de la lactancia

Mi hija mamaba, como casi todos, los primeros diez días pero a partir de ahí empezamos un ciclo muy complicado.
Mi hija empezó a mamar cada 15-20 min durante las 24 h del día, apenas hacía peso, empezó con fuertes cólicos. En las revisiones me mandaron dale la famosa ayuda de biberón, le di tres veces y se llenó de granos y la estriñó.

La historia de Lactancia se complica

Gracias a mi matrona M. Carmen Gálvez que empezó con los talleres de lactancia y gracias a que ella está muy actualizada en Lactancia Materna, vio que mi hija tenía frenillo y eso podía ser una muy buena causa de no ganar peso.
Ella me recomendó a la doctora Rocío Martín-Gil Parra, quien valoro un frenillo para operar.
Mi hija había bajado al percentil 3 y yo sufrí mastitis y diversas molestias derivadas de incorrectos vaciados del pecho (mi hija no tenía como sacar la parte grasa de la leche y solo tomaba la del principio, cosa que también le produjo los cólicos debido a que ella tomaba mucha leche del principio, que es rica en lactosa). Durante más de tres meses estuvimos “teteando” cada 10 min.
Desde la operación todo cambió, mi hija empezó a hacer peso, percentil 50, y espaciar las tomas.

Autor: enfotografia

La historia de lactancia continúa

Hoy, 15 meses después, seguimos disfrutando de nuestra lactancia a demanda y en libertad y ambas estamos muy felices por ello. Hasta que las dos queramos.
Consulta de lactancia

Añadir comentario