¿Se puede continuar con la lactancia después de una anestesia general?

Muchas madres creen que no pueden dar lactancia después de una anestesia general, pero esto no es correcto

Las recomendaciones sobre anestesia en las madres lactantes se basan en las propiedades de los medicamentos administrados, de su paso a leche, y sus efectos en el niño. Además de los fármacos usados habitualmente, los procedimientos anestésicos y quirúrgicos pueden influir en el inicio y el mantenimiento de la lactancia, como la separación madre-bebé o la interrupciones de las tomas. Muchos autores afirman que la mayoría de madres puede lactar inmediatamente después de haber recibido una anestesia.

Las madres de recién nacidos sanos y de niños mayores que reciben anestesia general pueden amamantar tan pronto como estén despiertas y estables. El riesgo no depende de los fármacos, sino de que se quede dormida con el niño en brazos, de modo que se recomienda que esté acompañada por un familiar que cuide de la madre y del niño.

A los niños con riesgo de apnea, hipotensión o hipotonía sí les pueden afectar los fármacos, por lo que pueden necesitar una interrupción de la lactancia de hasta 6-12 horas después de la realización de un procedimiento anestésico a la madre. Durante este tiempo, las madres pueden extraerse leche, que podrán mezclarla con leche materna sin restos de mediaciones, o reservarla para cuando el bebé sea mayor.

¿Se puede continuar con la lactancia después de una anestesia general?

¿Y si la madre recibe anestesia local o una sedación?

Las madres que se someten a procedimientos dentales o de otro tipo que implican el uso de anestésicos locales no tienen que interrumpir la lactancia ni desechar la leche. Las madres que reciben sedaciones anestésicas pueden amamantar tan pronto como se encuentren despiertas y estables, acompañadas también por un familiar.

¿Tienes más dudas sobre la compatibilidad de la anestesia y la lactancia?

Consulta Gotitas

La anestesia raquídea y anestesia epidural son las técnicas con menos riesgos

Las técnicas anestésicas locorregionales, como anestesia raquídea, anestesia epidural y bloqueos nerviosos periféricos, pueden amamantar, tanto si usan de forma operatoria como para control del dolor postoperatorio. El uso de técnicas regionales disminuye la necesidad de analgesia intra y postoperatoria, no afecta al nivel de conciencia de madre o niño, ni causa depresión respiratoria, y se considera segura. Las técnicas regionales son las técnicas anestésicas de elección si la madre da lactancia materna.

El niño tiene derecho a ingresar junto con la madre

En cualquier caso, si una madre lactante necesita cirugía, se debe promover el alojamiento conjunto de madre e hijo, y se debe programar a primera hora siempre que sea posible, para que amamante o se saque leche antes de la intervención, y disminuyan los tiempos de separación madre-bebé. La madre puede amamantar o extraerse leche inmediatamente después de la cirugía, debe haber protocolos de prevención de la ingurgitación mamaria y de protección de la producción de leche, y deben disponer de sacaleches tanto en planta como en las unidades de Reanimación.

Espero que este artículo contribuya a aclarar vuestras dudas. Si te vas a operar, ¡mucho ánimo!

 

Enlaces relacionados:

¿Qué es una anestesia general?

La anestesia para la frenotomía

De leche, caries y anestesia

Anestesia para cesáreas

Anestesia local durante la lactancia

¿Se pueden tomar medicamentos durante la lactancia?

Fármacos durante la lactancia, ¿son compatibles?

 

Consulta de lactancia

Añadir comentario