Mis trucos para usar el Relactador

El Relactador permite disminuir biberones poco a poco.

El Relactador es un sistema formado por un bote, que la madre se cuelga al cuello, del que sale una o dos sonditas, que se coloca a la altura del pezón, de modo que el niño se toma la leche artificial a la vez que toma el pecho de la madre.
 Mis trucos para usar el Relactador
De este modo “engañamos” al niño, que cree que recibe todo el alimento a través de la teta. Esto aumenta el interés del niño por el pecho, hace que mame vigorosamente, succione bien, se quede más rato en la teta, la vacíe bien, aumente la producción de leche y podamos poco a poco retirar la leche artificial.

Relactador comercial.

El único relactador comercial que hay en el mercado está comercializado por Medela, que ellos llaman SNS o Sistema de Nutrición Suplementario. Está formado por un bote y dos sondas. Las sondas pueden ser de diámetro pequeño, mediano y grande. Ccuanto más grande es la sonda, más rápido cae la leche.

En el Relactador es difícil preparar la leche artificial, ya que tiene las dos sonditas colgando y no invita mucho a agitarlo, queremos que no se manchen, ya que se las vamos a meter a nuestro bebé en la boca mientras mama. De modo que podemos preparar la leche artificial en el biberón y después pasarla al Relactador.

La madre entonces se lo cuelga en el pecho y acerca una de las sondas al pezón. La tiene que dejar a la misma altura que la punta del pezón e introducirla en la boca del bebé mientras mama, normalmente a la altura de la comisura, porque es más difícil que el bebé se atragante.

Este Relactador me resulta bastante cómodo, aunque hay que saber utilizarlo. Suelo utilizar la sonda grande.  Es importante que el niño reciba un buen flujo de leche artificial mientras mama, ya que el flujo de leche materna ha disminuido, y juntar los dos tipos de leche en la teta. El relactador a veces se atasca, por eso también es importante la sonda gruesa.

Desatasco de las sondas:

El Relactador lleva unas ranuras para pinzar las sondas durante la toma, para evitar el goteo de leche cuando el niño no está mamando, y que utilizamos también cuando se osbstruye la sonda y deja de caer la leche.
Qué hacer cuando se obstruye una sonda:
  • Pinzamos una de las sondas, apretamos el envase hasta observar que la leche sale por la sonda que no hemos pinzado.
  • A continuación, pinzamos la otra sonda, y volvemos a apretar el envase hasta que sale leche por la sonda que no hemos pinzado.
  • Si es necesario, repetimos el procedimiento con una y otra sonda alternativamente, hasta que estamos seguros de que ambas están permeables.
Si necesitas un relactador, puedes encontrarlo aquí.
Consulta de lactancia

21 Comentarios

  1. Carla Estevez 4 años antes
  2. mireia 4 años antes
  3. Ana Asperilla 4 años antes
  4. Anónimo 4 años antes
  5. Rocío Martin-Gil Parra 3 años antes
  6. Anónimo 3 años antes
  7. Laura Fernández 3 años antes
  8. Anónimo 3 años antes
  9. Anónimo 3 años antes
  10. Cynthia 3 años antes
  11. Indi 2 años antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 2 años antes
      • Gloria Perdomo 1 año antes
  12. Angélica 1 año antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 1 año antes
  13. Paola 1 año antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 1 año antes

Añadir comentario