¿Podemos dar lactancia si hay tóxicos en nuestro entorno?

Algunos estudios afirman que si damos lactancia en ambientes contaminados, los tóxicos aparecen en la leche materna.

Algunos estudios afirman que textualmente que la contaminación por elementos inorgánicos tóxicos que emanan de industria y la minería y de la agricultura pasan al niño a través de la lactancia materna.

¿Podemos dar lactancia si hay tóxicos en nuestro entorno?

Dicha afirmación alarmista y sensacionalista da una idea errónea al lector y pueden llevarle a la falsa creencia de que la leche materna ha dejado de ser un beneficio y ha pasado a convertirse en un riesgo para la salud de los lactantes, pudiendo llevar a algunas madres a no iniciar o a abandonar la lactancia materna.

El fin de los estudios que no comparan la lactancia materna con otras formas de exposición ambiental a tóxicos, como respiratoria o a través de otros alimentos infantiles, como las leches de fórmula y la alimentación complementaria, puede no estar dirigido a mejorar la Salud Infantil sino denostar la Lactancia Materna, pudiendo existir además un conflicto de intereses no declarado.

Si lo que se quiere es estudiar cómo de contaminada está la población, hay que tener en cuenta que los niños viven en el mismo ambiente que sus madres y beben la misma agua y consumen los mismos alimentos.

Si lo que se pretende es observar los agentes contaminantes existentes en la leche que toman los lactantes, entonces los resultados también deberían haber incluido la leche de fórmula, así como destacar la función protectora de la leche materna sobre el lactante en relación a los contaminantes.

Para el estudio de los contaminantes ambientales se puede recurrir a otras muestras biológicas, como el meconio o el pelo, lo cual generaría menos incertidumbre respecto a los beneficios incuestionables de la lactancia materna.

La lactancia materna es el alimento más saludable y menos contaminado para el lactante, y sigue siendo beneficiosa aún en ambientes contaminados, en comparación con los niños alimentados con fórmulas artificiales. De este modo, algunos estudios ponen de manifiesto un mejor desarrollo cognititivo a pesar de la exposición a policlorobifenilos, dioxinas u organoclorados a través de la leche materna.

Debemos tener en cuenta que los beneficios incuestionables de la Leche Materna y el amamantamiento superan los posibles riesgos derivados de la presencia de contaminantes ambientales en la misma, y en ningún caso está indicada ni puede derivarse de su presencia una supuesta contraindicación de la Lactancia Materna.

Consulta de lactancia

Añadir comentario