Lactancia y trabajo

Cuando la madre se incorpora al trabajo antes de los seis meses, es un motivo frecuente de preocupación la compatibilidad de lactancia y trabajo

Puede ser útil disponer de un banco de leche materna, que se irá utilizando junto con la leche  que se extraiga la madre durante su jornada laboral.  Esta leche también puede ser útil cuando se prevea una separación madre-hijo, o simplemente se quiera tener leche materna reservada por si se presenta alguna eventualidad.

lactancia y trabajo

Cuando la madre se incorpora al trabajo antes de los seis meses y desea mantener la Lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, como recomienda la Organización Mundial de la Salud, la Asociación Española de Pediatría y Unicef, es conveniente que se extraiga leche durante el tiempo de trabajo. Entonces, a pesar de que se extraiga leche con frecuencia, la cantidad de leche obtenida suele disminuir progresivamente con el paso de los días o semanas, debido a que los extractores se consideran menos potentes que la succión del bebé a la hora de mantener la producción de leche. Por otra parte, es frecuente que, debido a las prisas propias del trabajo, la extracción no es tan frecuente como debería serlo para mantener el volumen de leche que necesita el bebé para mantener la lactancia exclusiva hasta los seis meses.

¿Alguna duda sobre tu lactancia con la reincorporación al trabajo?

Consulta Gotitas

De modo que, cuando nos incorporamos al trabajo a los cuatro meses, por ejemplo, que es más o menos lo que dura la baja maternal en España, la cantidad de leche que nos conseguimos extraer el primer día no es la misma que nos extraemos quince días después. Esto puede ser considerado hasta un mecanismo compensatorio para evitar ingurgitaciones y mastitis. No vaciamos el pecho con tanta frecuencia, y la leche retenida es un estímulo que frena la producción de leche, para preservar la salud de la madre.  Pero el niño sigue necesitando la leche de la madre, quizás más cantidad de la que la madre logra extraerse.

Para mí lo recomendable será entonces darle al niño en primer lugar la leche fresca que se ha extraído la madre, e ir completando sus necesidades con la leche congelada que ha ido acumulando la madre durante la baja maternal. No hay una recomendación universal para esto, y nuestra recomendación debe personalizarse en función del horario de trabajo de la madre, ya que en algunos casos la separación sea breve y el bebé espere a que la madre regrese para tomar el pecho, y en otros el horario será muy amplio y el banco de leche puede llegar a ser insuficiente. Si quiere que valoremos su caso, puede solicitar una consulta y le orientaremos sobre la mejor forma de mantener la Lactancia durante la incorporación al trabajo.

Si la suma de la leche extraída por la madre y la almacenada no cubriera las necesidades del bebé, yo soy partidaria de completar con leche de fórmula, más que con alimentación complementaria, si el bebé tiene menos de seis meses, aunque no hay una recomendación uniforme para todas las familias, ya que algunas prefieren adelantar un poco la introducción de la alimentación complementaria en la dieta. Sin embargo, debemos pensar, que si un bebé no está preparado para tomar alimentos sólidos, ni de mantenerse sentado, y le forzamos a tomar alimentación complementaria, no sólo va a tener el estrés de separarse de su madre, sino de tomar un alimento para el que no está preparado por su estado de desarrollo. La toma de leche de fórmula que introducimos antes de los seis meses por la incorporación de la madre al trabajo, será entonces la primera que sustituyamos por alimentación complementaria cuando el bebé esté preparado.

La mencionada disminución de la cantidad de leche extraída durante la jornada laboral se suele interpretar como el principio del fin de la Lactancia, y quiero repetir que no es así. Tenemos que entender que es normal que esto suceda, y aprovechar el tiempo junto a nuestro bebé para darle sólo pecho, y retrasar un poquito la introducción de otros alimentos, hasta que nos hayamos adaptado a la incorporación al trabajo, nosotras, nuestro pecho, y  nuestro bebé. Esto lo comentamos en el artículo Lactancia y trabajo. Incorporación a los 6 meses.

Si quieres más información, puedes consultar el Protocolo nº8 de la Academia de Medicina de la Lactancia.

Consulta de lactancia

No hay comentarios

Añadir comentario