Las mastitis infecciosas, inflamatorias y el estasis de leche

¿Qué es una mastitis infecciosa?

Una mastitis infecciosa es la inflamación de la mama causada por una infección, generalmente bacteriana. Estas mastitis se suelen presentar habitualmente durante el postparto y la lactancia, por lo que se suelen conocer también con el nombre de mastitis puerperales.

¿Qué es una mastitis infecciosa?

Existen tres tipos de mastitis

En el documento de la OMS «Mastitis, causas y manejo» hay una clasificación de las mastitis muy interesante, en función del análisis de la celularidad de la leche.
Los tres tipos de mastitis serían:
– Estasis de leche
– Inflamación no infecciosa (o mastitis no infecciosa)
– Mastitis infecciosa.

¿Más dudas sobre mastitis?

Consulta Gotitas

El estasis de leche

 El estasis de leche sería la situación en la que la mama está llena de leche, sin que haya componente inflamatorio ni infeccioso. Es lo que solemos llamar plétora mamaria, o pecho lleno, y es una situación normal. Es frecuente al inicio de la Lactancia, durante la subida de la leche, aunque también se puede presentar posteriormente si se espacian las tomas. Sin embargo, la leche fluye, ya que la inflamación es leve y no obstruye los conductos.

Mastitis no infecciosa

La mastitis no infecciosa o inflamación no infecciosa de la mama sería lo que conocemos como ingurgitación mamaria. La inflamación es muy importante e impide la salida de la leche. Este cuadro representa una urgencia médica que hay que manejar eficazmente.

Mastitis infecciosa

La mastitis infecciosa es aquella en la que la inflamación está causada por un germen, que suele ser un germen de la piel de la madre. La mastitis infecciosa es lo que conocemos como mastitis.

Tratamiento

Según este trabajo, el tratamiento depende del tipo de mastitis, y sería:
  • Estasis de leche: amamantamiento frecuente.
  • Mastitis no infecciosa o ingurgitación necesita un vaciado intensivo de la mama, mediante extracción posterior a la toma.
  • Sin embargo, la mastitis infecciosa precisa extracción de la leche y antibióticos sistémicos.
Afirma, que sin la extracción eficaz de la leche, es más probable que la mastitis no infecciosa progrese a mastitis infecciosa, y la mastitis infecciosa hacia la formación de un absceso.
El autor intentó relacionar los recuentos de células y bacterias con la clínica de las madres, y concluyó que es imposible asegurar, a partir de los signos clínicos, si había o no había infección.

Aplicación práctica

Este estudio me parece muy interesante. Aunque es un estudio muy antiguo, la aplicación práctica que podemos hacer es que, como no podemos saber por la clínica si hay infección o no, cuando haya sospecha, hay que realizar un cultivo de la leche. En función de la gravedad de la paciente y de los resultados del cultivo, se instaurará tratamiento antibiótico o no.
Consulta de mastitis

Un comentario

  1. Beatriz 4 años antes

Añadir comentario