Nace un bebé con el estómago sucio

Recientemente hemos tenido conocimiento de un bebé que ha nacido con el estómago sucio

El bebé, de 6 horas de vida, no paraba de echar un material espeso por la boca, de aspecto mucoso sonrosado y con burburjas, descrito en la literatura médica como “madeja”.
Los doctores que lo atienden, no habían visto un caso así anteriormente, y han ordenado sondar al bebé con frecuencia para extraer ese material del estómago y sustituirlo por suero glucosado, mucho más útil para el bebé.
 Nace un bebé con el estómago sucio
La madre, que ha sido convenientemente informada por los doctores, está muy contenta porque avisa al personal cada vez que ve a su bebé con madeja y se lo llevan para aspirarle las secreciones. El bebé, que llora durante la aspiración, se porta fenomenal cuando vuelve con la madre y duerme durante varias horas, por lo que la madre puede dormir toda la noche e incluso echar alguna cabezadita durante el día.

¿Tienes alguna duda sobre lactancia materna?

Consulta Gotitas

Podría ser peligroso

Este periódico ha querido contrastar la noticia con la Doctora Rocío Martín-Gil, que afirma que es normal que los bebés echen madeja después del nacimiento y que no necesitan aspiración si el estado general es bueno. Además, la administración de suero glucosado a los bebés puede producir hipoglucemia posteriormente y disminuye el interés de los bebés por el pecho, fundamental durante las primeras horas.

El personal debe estar formado

Según declaraciones de Rocío, es imprescindible que el personal esté formado y sea capaz de animar a la madre a ponerse al bebé con frecuencia, reforzar su confianza e identificar los signos de producción y transferencia de leche. Hemos intentado contrastar esta noticia con el personal del Hospital de Niño Hermoso y lo de la formación en Lactancia les suena a chino.
Referencias: Biblioteca Cochrane
Consulta de lactancia

Un comentario

Añadir comentario