Por qué no estoy de acuerdo con dejar llorar a los bebés

No creo que sea bueno dejar llorar a los bebés

Este artículo no está escrito para molestar, ofender o juzgar a nadie por sus decisiones de crianza. Cada uno cría a sus hijos de la mejor forma posible.

Como casi todos los asuntos relativos a la crianza de los hijos, es un tema controvertido y sensible, porque duele. Eso no implica que no debamos hablar de ello. Me gustaría que pudiéramos hablar abiertamente de este tema y llegar a conclusiones. Seguro que encontraríamos puntos en común.

Por qué no me gusta dejar llorar a los bebés

No debemos juzgar ni ofendernos, sino intentar comprender los razonamientos de otras personas, conocer otras perspectivas.

Os voy a explicar mis razones, sin faltar al respeto, y espero que vosotros hagáis lo mismo. Sentíos libres para hacer comentarios con razones opuestas.

Los métodos de entrenamiento del sueño reciben diversos  nombres, ya que distintos autores se atribuyen a sí mismos la invención o descripción del mismo, Estivill, Ferber…, los conoceís, ¿verdad?

Dicen estos autores que se basan en artículos científicos, y esto es rotundamente falso. Las autoridades sanitarias recomiendan la lactancia materna a demanda y el colecho, no recomiendan dejar llorar a los niños ni encerrarlos, no, no, no.

¿Alguna duda sobre los problemas de dejar al bebé que llore?

Consulta Gotitas

Todos estos métodos siguen un mismo esquema, determinando un tiempo de llanto tolerado por los padres, que se va aumentando progresivamente hasta conseguir (o no) que el niño deje de llorar pasados unos días, porque aprenda, interiorice, que aunque llore, sus padres van a mantenerse en la indiferencia a ese llanto.

Con este entrenamiento progresivo se pretende que el bebé duerma toda la noche. Esto dificulta la lactancia materna, que debe ser a demanda de día y de noche, y puede afectar a la ganancia de peso de los bebés, ya que la leche materna es muy calórica, por supuesto que mucho más que las papillas de fruta o de verdura.

También se pretende que el bebé duerma solo, en otra habitación. Y esto va en contra de las recomendaciones de organismos oficiales, que afirman que el colecho y/o la cohabitación disminuye el riesgo de muerte súbita, favorece la lactancia materna y ayuda al descanso de la madre.

El llanto es muy estresante para los niños y para los padres. Durante el llanto, aumentan las hormonas del estrés en el niño, que impregnan todo su pequeño organismo en formación, y pueden afectar al desarrollo del cerebro del bebé.

El estrés se asocia a la agresividad, a la inseguridad y a conductas pasivas. El niño aprende que cuando tiene un problema, sus padres no acuden a ayudarle. Qué soledad tan grande.

De hecho, la indefensión aprendida, el apego inseguro y las relaciones afectivas desorganizadas son un problema. No es normal que a tu bebé le de igual que estés o que no estés, no es normal que te ignore, que sea agresivo contigo. Se aprende a amar dando amor.

Y no sé qué es peor, si dejar llorar a un bebé de 6 meses que no te entiende, o a un niño de 3 años que reconoce su malestar y se lo pide a sus padres. En algunos libros Estivill dice que no se recomienda el método para bebés menores de 6 meses, luego dijo en una entrevista que el método no estaba recomendado para menores de 3 años. Pero el libro lo sigue vendiendo.

Algunos padres describen su experiencia con los métodos de entrenamiento del sueño como terrible para ellos y para su bebé. Y lo hicieron porque estaba escrito en el dichoso libro y se lo creyeron. Si se enteran de que se retractó, se sentirán estafados. Pero es que el libro sigue a la venta.

Es frecuente que los padres se preocupen por el sueño de los niños porque la mayoría de bebés y niños se despierta muchas veces durante la noche. Estamos seleccionados así durante muchos millones de años. Los bebés que se despertaban más por la noche se mantenían junto a sus padres y estaban más seguros. Porque su cuerpo funcionaba mejor, porque tenían menos muerte súbita durante el sueño, porque vivían más.

A los adultos nos gusta dormir acompañados, pero obligamos a los niños a dormir solos antes de que estén preparados para ello. Y ellos no comprenden la ausencia de los padres cuando los necesitan.

Los bebés aprenden a dormir poco a poco, y con el tiempo, cada vez se despiertan con menos frecuencia y van durmiendo mejor. Son sólo unos años, que pueden ser difíciles o cansados, pero del que todos sacáis un aprendizaje. Los niños aprenden que sus padres siempre estarán cuando los necesiten.

Aprenden a amar y a ser amados

  • Los métodos de adiestramiento del sueño no son beneficiosos para los niños
  • Los métodos de adiestramiento del sueño no son respetuosos
  • Dejando a tu hijo llorar no te sentirás bien
  • Tu bebé aprenderá a dormirse por sí mismo con el paso del tiempo

¿Qué quieres que sienta cuando se despierte?

En este enlace, el Ministerio de Sanidad afirma que el colecho favorece el inicio y el mantenimiento de la lactancia, y que no implica un riesgo. Hay muchos más.

Consulta de lactancia

6 Comentarios

  1. Pepe 4 años antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 4 años antes
  2. Alex 4 años antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 4 años antes
  3. Analia 2 años antes

Añadir comentario