Preparar la lactancia durante el embarazo

Las mujeres nos “preparamos” mucho para el parto, pero, ¿nos tenemos que preparar para la lactancia?

Las comillas son porque buscamos y recibimos mucha información objetiva para el parto,  y no siempre hacemos la preparación emocional y psicológica que necesitamos para ser conscientes de la fuerza de nuestro propio cuerpo y de los cambios que se van a producir.
En lactancia, a veces falta tanto la información objetiva, como otros aspectos prácticos sobre el comportamiento natural del bebé.
Como preparar la lactancia durante el embarazo

Durante el embarazo recibimos mensajes como:

  • La Lactancia es lo mejor.
  • El pecho tiene que ser a demanda.
  • Todas las mujeres pueden amamantar.
  • Fotos de bebés preciosos que maman en silencio y duermen plácidamente.
  • También les enseñamos fotos de niños mamando en posturas horribles, les damos mucha publicidad de leche artificiales,  e incluso permitimos fiestas patrocinadas por las compañías de alimentación infantil no saludable, lo cual está prohibido por ley en España.
  • Les regalamos chupetes, portachupetes y biberones, que también está prohibido por ley.
  • Los ánimos y consejos del entorno son para enmarcarlos, sobre mujeres que no tuvieron leche.

¿Alguna duda sobre lactancia?

Consulta Gotitas

La escasa información que les damos durante el embarazo o es contradictoria o está vacía.

Yo creo que la Lactancia para muchas mujeres es dura. Porque los bebés no son ideales, por muy guapos que sean. Y lloran. Y no enseñamos a las mujeres a confiar en sí mismas a pesar de las dificultades,  ni a calmar a los bebés.
Porque hay tanta cuna y tanto carricoche, que alguien puede llegar a pensar que los niños van a dormirse solos un buen rato en esos sitios. Y no es verdad, los niños se despiertan cada poco, mucho antes si están durmiendo solos que si los sostenemos en brazos o dormimos con ellos.
Y, como están preparados para tomar leche materna, la digieren rápidamente y quieren tomar otra vez, mucho antes de las tres horas que alguien puede creer.
Así que si aceptamos que necesitan muchos brazos y mamar cada poco tiempo, y que se comunican mediante el llanto, nos irá bien. Y si esperamos que coman y duerman, y estamos cansados, podemos interpretar el llanto o el que acepten un biberón o que se duerman después de tomarse uno como que nuestra leche no vale o que no es suficiente, cuando no es así.
Una buena forma de prepararse para la Lactancia durante el embarazo es acudir a grupos de apoyo a la Lactancia.
Lo ideal sería que tus familiares y amigas hayan amamantado y disfrutado de ello,  pero, por favor, si no lo han hecho, no dudes en buscarte una Red de apoyo.

 ¿Para qué tenemos que estar preparadas?

  • Para admirar la vitalidad de un niño que mama cada poco
  • Para aprender a calmarlo cuando llore
  • Para evitar que llore anticipándose al hambre y ofreciendo el pecho cada poco,  dándole de mamar cada poco tiempo
  • Para tenerlo en brazos y portearlo
  • Para saber a quién pedir ayuda y apoyo cuando el ánimo flaquee
  • Para conocer a otras madres que escucharon a su instinto y que superaron dificultades
Porque, esperemos que no, pero pueden surgir dificultades, y lamentablemente no todo el mundo sabe cómo sobreponerse. A veces puede ser necesaria ayuda médica, como cuando la madre sufre una mastitis o no estamos seguros de si el bebé engorda adecuadamente. Hay técnicas básicas como el sistema dedo-jeringa o el relactador que no todo el mundo conoce. Pechos congestivos de los que no puede fluir la leche, niños que empiezan a tomar biberones y que casi nadie sabe cómo retirar, ni que se pueden retirar. Situaciones que se pueden superar con la atención adecuada y sobre las que tenemos mucha experiencia.
Saber a quién recurrir si tenemos complicaciones médicas forma parte de una buena preparación al parto. Para poder disfrutar de la Lactancia.
Consulta de lactancia

4 Comentarios

  1. Valeria 4 años antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 4 años antes
  2. Joan 3 años antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 3 años antes

Añadir comentario