Prevenir el dolor de pezones

El dolor de pezones es muy frecuente durante la Lactancia.

El adecuado manejo del dolor de pezones es fundamental durante la Lactancia, ya que se presenta en el 34-96% de las madres, y hasta un tercio de las que lo sufren, puede cambiar a métodos de alimentación alternativos.

Medidas para prevenir el dolor de pezones

¿Qué tratamientos son eficaces?

Existe mucha controversia sobre cuáles son las medidas con eficacia demostrada para prevenir y tratar el dolor y las lesiones de pezones, abundando los consejos bienintencionados sin base científica.
Para intentar esclarecer esta controversia, quiero compartir con vosotros los resultados principales del mejor trabajo que conozco en este sentido, que es una revisión sistemática del Instituto Joanna Briggs, publicada en el año 2003. En primer lugar, vamos a revisar las medidas para prevenir el dolor y las lesiones en el pezón.

Elaboración propia a partir de la Revisión Sistemática del Instituto Joanna Briggs.

 Amamantar con frecuencia.

El amamantamiento frecuente durante los primeros días de vida del bebé mejora la producción de leche y la ganancia de peso del bebé.  También disminuye la acumulación de leche y que el pecho esté tenso y el enganche sea difícil. Cuando el pecho estaba muy tenso, había más riesgo de erosiones y grietas.

Según este estudio, la aplicación de compresas de agua tibia previene el dolor de pezones.

Las madres que mantuvieron los pezones limpios y secos también tuvieron menos incidencia de grietas.

El uso del chupete y el biberón está relacionado con un aumento del dolor en el pezón.

Puede ser una mastitis.

Si tienes dolor al amamantar y éste persiste más allá de las primeras dos semanas postparto, puedes tener una mastitis y está indicado realizar un cultivo de leche.
 

 

Consulta de mastitis

No hay comentarios

Añadir comentario