Recomendaciones para atender a las madres que dan lactancia y van a recibir una anestesia

Los profesionales sanitarios que atendemos a las madres lactantes, debemos seguir unas recomendaciones para proteger a la madre, al bebé y a la lactancia

Antes de la operación:

  • Valorar postponer la cirugía electiva hasta que el niño sea mayor, se haya establecido la lactancia y la producción de leche sea adecuada.
  • Debemos animar a las madres lactancia a extraerse leche antes de una cirugía para que haya leche disponible en caso de separación madre-bebé
  • Madre y bebé deben estar acompañados por otro adulto que supervise al bebé después de una sedación, anestesia general o si se administran opiodes.
  • Las madres lactantes se deben programar a primera hora el día y, si no hay riesgo de aspiración, el ayuno de líquidos claros puede ser de 2 horas.
  • Las madres deben amamantar o sacarse leche justo antes del inicio del procedimiento.

Recomendaciones para atender a las madres que dan lactancia y van a recibir una anestia

Durante la operación:

  • Considerar a las técnicas regionales como de primera elección, para minimizar el uso de agentes sedantes.
  • Administrar profilaxis adecuada frente a náuseas y vómitos postoperatorios.
  • La estrategia de reposición de líquidos debe ir encaminada a mantener la volemia y evitar la hiperhidratación y el edema.
  • Realizar analgesia multimodal y minimizar el uso de opiodes.

Postoperatorias:

  • Las madres de bebés sanos a términos pueden amamantar tan pronto se encuentren en la sala de Reanimación.
  • Si no se permite la entrada de niños a la sala de Reanimación por motivos justificados, se debe proporcionar a la madre un sacaleches o apoyo para la extracción manual inmediatamente después de la cirugía.
  • En caso de niños vulnerables, considerar una breve interrupción de la lactancia y recomendar a la madre que se extraiga leche en cuanto esté consciente con el mismo ritmo que hacía las tomas al pecho (cada 2-4 horas en función de la edad del niño). La leche no hay que desecharla, puede mezclarse con leche que no contenga restos de fármacos, o congelarse para utilizarse en otro momento.
  • Se recomienda un uso racional de los opiodes, a la menor dosis posible y durante el menor tiempo posible que proporcionen una adecuada analgesia. Se recomienda que un adulto diferente de la madre vigile al bebé durante los días de tratamiento.
Consulta de lactancia

Añadir comentario