Técnicas de destete

Este post es duro. Hay muy poca información sobre técnicas de destete en internet. Algunas personas me van a criticar, pero yo sé que a tí te voy a ayudar, así que te lo digo.

Te lo digo porque te lo mereces, porque te hemos dicho lo bonita que es la lactancia y nos has creído. Cuando te dolía el pecho, te ayudamos para que siguieras, pero ya, por lo que sea, no puedes más.

Este post está escrito para ti si tu bebé tiene más de dos años, porque la OMS recomienda amamantar como mínimo dos años, y a partir de ahí, lo que la madre y el hijo deseen. Los bebés más pequeños, pobrecitos, son mucho más fáciles de destetar, porque son muy vulnerables.

Técnicas de destete

Los bebés mayores tienen muy claro ya lo bien que les sienta la teta, lo que les gusta mamar y lo rica que está la leche en brazos de mamá. Y si la madre quiere destetar, es muy difícil. Y hay muchos destetes traumáticos, porque la madre no tiene información, y se pasa meses peleándose con su propia teta y sus sentimientos, porque adora a su bebé, porque le ha dado pecho con mucho gusto, pero ya no puede más.

Así que te cuento una técnica que va muy bien, que no es traumática, pero requiere tiempo: la técnica de la silla. La técnica de la silla, el parque y el despiste.

¿Dudas con el destete?

Consulta Gotitas

Es una técnica muy simple, que consiste en no sentarse en el sofá. Las madres, si nos sentamos en el sofá, nos convertimos en una especie de tarta de chocolate, irresistible para los bebés lactantes, que se acercan al cobijo de la madre, a descansar, a disfrutarla y a mamar. Como nosotras los queremos tanto y no queremos que sufran, vamos a tener paciencia, y si los queremos destetar, vamos a hacerlo con calma, poco a poco, para no sufrir nosotras ni ellos.

Mi propuesta es agotadora. Cuando llegues a casa, come en la cocina, de pie o en una silla un poquito incómoda. Una silla que el bebé no asocie a mamar. No te sientes en el sofá.

Termina de comer, y sal con tu bebé a la calle, al parque, con comida que le guste. Paseálo en mochila o en carrito, para que se duerma de otra forma, sin el pecho, sin darse cuenta. Para que vaya perdiendo tomas diurnas casi sin darse cuenta. Para que vaya aprendiendo a dormirse sin el pecho, para que pierda la rutina de teta-sofá-teta-galleta y se acostumbre a parque-merienda-me duermo de otra forma.

Una madre comenta que se propuso que su hija relacionara tomar teta con un solo lugar.

Decidí que fuera el sofá y le decía que la teta se tomaba allí. Nunca se la negué, cuando me la pedía, le decía,  “¿y dónde se toma la teta?”, y me llevaba de la mano al sofá. Por las noches nos levantábamos de la cama las veces que hiciera falta, pero lo cierto es que las tomas se redujeron más rápidamente de lo que yo misma esperaba. Tenía pensado un segundo paso, que era mantenernos lejos del sofá el máximo de tiempo posible, entretenerla… pero no hizo falta, a los pocos días dejó de pedir pecho, y os aseguro que pedía mucho y no siempre por hambre. 

Ten paciencia. Este proceso dura tiempo, varias semanas. Lo que has hecho con amor tanto tiempo, no puede tener un final triste. Ten paciencia para que lo acepte bien, para que no llore.

Anticípate a las tomas. Ofrécele comida antes de que tenga hambre. Ayúdale a dormirse antes de que tenga sueño. Abrázalo mucho.

Si intentas despistarlo, pero te pide pecho, dáselo. No pasa nada, sólo necesita un poquito más de tiempo.

Las tomas nocturnas suelen ser las más incómodas para las madres, y algunas madres intentan quitarlas en primer lugar. Rosa Jové habla del método Padre, que significa que el padre duerme entre la madre y el bebé para que huela a papá y busque menos el pecho. Lo habitual es que sean las últimas tomas que pierde el bebé, después de dejar de tomar el pecho de día.

No intentes destetarlo sin estar firmemente convencida. Los intentos de destete, con reenganches posteriores, y posteriores intentos de destete, sólo pueden haceros daño a ambos.

No dejes que nadie te juzgue. 

 

Consulta de lactancia

2 Comentarios

  1. Laura Fuentes 7 meses antes
    • Dra. Rocío Martín-Gil Parra Rocío Martín-Gil 7 meses antes

Añadir comentario